Niños y niñas se pronuncian en el Congreso sobre los derechos ecológicos y el presupuesto asignado a la niñez

Brayan Torres, de la Asociación Niños, Niñas y Adolescentes Protagonistas en Acción, cuenta que en un distrito al norte de Lima, Mi Perú, donde él vive, el aire está contaminado con plomo y los niños y niñas están siendo afectados gravemente. Ve a diario el humo de las fábricas que llega hasta su casa. Su testimonio sorprendió a los 200 niños y niñas que asistieron al Foro: “Protección de Derechos Ecológicos y Presupuesto Digno para la Niñez”, por tratarse de un caso más de vulneración de los derechos ecológicos de la infancia, que, además, se registra en la misma capital del país.

Este evento, realizado en el Congreso de la República el 14 de noviembre, fue organizado para conversar sobre el estado de la infancia en el Perú y se realizó en el marco de las actividades por el Mes de Acción Global, que este año se propone visibilizar los derechos ecológicos, y los 27 años de la Convención de los Derechos del Niño- CDN. Participaron niños, niñas y adolescentes de organizaciones que integran la Red Nacional de Niños, Niñas y Adolescentes (REDNNA). En el primer panel tomaron la palabra: Saulo Gil de la Asociación Niños del Río, Nataly Gonzales Soto de la Agrupación Vichama, Amelia Ramírez de PROMINNATS, Valeria Vásquez, delegada de la REDNNA y Dora Parrales de la  Institución Educativas 3060 de Comas.

Los  niños y adolescentes que participaron en este primer espacio afirmaron que para construir un mundo mejor, es necesario que se respeten los derechos de los niños y niñas. Su objetivo fue realizar un balance sobre el cumplimiento de los derechos de niños y niñas en base al presupuesto asignado a la niñez y la protección de los derechos ecológicos en el Perú.

Como lo aseguró Axel Culqui, de 16 años, se requieren acciones urgentes para proteger a la infancia, lo que implica que el Estado asigne un presupuesto para ello. Saulo Gil, de la Asociación Niños del río, contó cómo tras haber vivido en la calle, pudo acceder a un espacio seguro en su asociación donde recibe amor. Su deseo es que otros niños y niñas no pasen por situaciones de riesgo similares.

Ante la situación de vulneración de derechos de los niños y niñas, la congresista María Elena Foronda, quien preside la Comisión de Pueblos Indígenas, Ambiente y Ecología, expresó su preocupación. “Hay muchos niños que son como ustedes y no pueden, ni siquiera, beber agua limpia. Para mí esta es una razón para continuar en la lucha por construir una agenda ambiental para los niños y niñas”, afirmó.

En un segundo panel, el investigador y educador Grimaldo Rengifo, del Proyecto Andino de Tecnologías Campesinas (PRATEC), organización integrante de la Plataforma de Copartes de tdh Alemania en el Perú, comentó sobre los más de 3 millones de niños en el mundo que fallecen al año a causa de problemas ambientales. En el Perú, los casos de derrame de petróleo, contaminación de fuentes de agua ha ido en aumento, afectando la salud de los niños y niñas. Él afirmó que se tiene la propuesta de crear una adjuntía de los derechos ecológicos de la niñez en la Defensoría del Pueblo de modo que exista un registro oficial de casos. En el caso de las DEMUNAS, estas también deberían recibir denuncias de afectación de problemas ambientales de modo que puedan reportarlas al Estado.

En este segundo panel participaron también Martha Meléndez, especialista de Educación Ambiental del Ministerio del Ambiente y Jorge Sáenz, de la Mesa de Concertación para la Lucha contra la Pobreza (MCLCP). Sáenz  habló sobre la inversión en infancia que realiza el Estado y expuso sobre cómo se hace necesario asignarle presupuesto a espacios de participación para niños, niñas y adolescentes.

El foro culminó con la presentación de dos actos artísticos: marinera y canciones interpretadas por los delegados de la Asociación Niños del Río.