OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Inti Runakunaq Wasin: Criando huertos escolares

En Cusco, los niños están aprendiendo a criar biohuertos y aportar al cultivo de la biodiversidad. La Asociación Civil Inti Runakunaq Wasin es una institución que trabaja en la protección y promoción de los derechos de los niños, niñas y adolescentes. A inicios del año, se inició el trabajo de implementación de biohuertos en dos Instituciones Educativas del distrito de San Jerónimo, provincia de Cusco y dos instituciones educativas del distrito de Huayopata ,en la Provincia de La Convención, Cusco. Todo ello, en el marco del proyecto” “Niños y niñas recuperan vida saludable en sus barrios” ,auspiciado por tdh Alemania.

Luego de un buen trabajo de preparación del terreno, los beneficios serán: la facilidad para la germinación de las semillas, la buena aireación del suelo, entre otros.
Los niños y niñas estaban muy entusiasmados por cultivar las hortalizas en sus huertos. Este proceso es muy significativo para los niños. Primero se realizó un ritual de encariñamiento con la Pachamama en cada momento del preparado de la tierra. En las mentes de los niños, quedó la ilusión de ver las primeras plántulas germinadas. Con ese mismo amor, agregaban agua a las semillas, con muchas ganas de ver la cosecha futura.
Luego del tiempo de germinación se comenzó a observar las plántulas. Los niños se emocionaron al ver el resultado de la primera parte de su trabajo. Saben que es necesario hacer estas labores, para que los productos continúen desarrollándose. Luego, los niños y niñas se organizaron en las tareas para el riego y el deshierbe.
Al final del proceso, con picos y segadoras en mano se formaron equipos para realizar la cosecha. Los niños se quedaron contentos por el tamaño de zanahorias, rabanitos, betarragas y acelgas. Todo ello, producto de su gran esfuerzo. Luego, se pusieron a pensar en las formas de cocinar los productos extraídos del huerto escolar.

La instalación del biohuerto se realizó con los niños y niñas de las instituciones educativas locales. Primero, se preparó el terreno de cultivo. Esta labor es una de las más importantes en la instalación de un huerto, y la tarea es voltear el terreno para aprovechar los nutrientes del suelo, de ello depende el éxito de la siembra.

Revisa la página de Inti Runakunaq Wasin y entérate más sobre su trabajo para proteger a los más pequeños en Cusco.

Descarga el Boletín Willka Ñan para conocer sobre proyectos que restacan los saberes ancestrales.