foto subir

Especialista en políticas educativas, Pablo Zavala: “No hay una política integral por parte del gobierno para que la educación sea de calidad”

En el país se ha vuelvo a abrir el debate por la educación tras la huelga y movilizaciones de los docentes en al menos 6 regiones.  Pablo Zavala, especialista en políticas educativas del Instituto Peruano de Educación en Derechos Humanos y la Paz-IPEDEHP, institución con más de 30 años de servicio,  nos comenta sobre la situación de los maestros y maestras y el porqué de sus demandas.

¿Por qué se están movilizando los maestros a nivel nacional?

Sucede que no se ha entendido que la educación es un derecho humano fundamental y no solo un servicio, entonces a los maestros que son los actores principales, no se les reconoce derechos que son básicos para que puedan desarrollar sus tareas. Somos un país donde los maestros están mal pagados e incluso en otros países como Chile, Argentina, Bolivia, los maestros ganan mucho más que en el Perú. En nuestro país, los maestros viven en condiciones de sobrevivencia.

Obviamente ellos han venido reclamando mejores condiciones laborales y este no es un problema de ahora, sino que tiene más de 30 años. Los diferentes gobiernos no han sido capaces de solucionar este problema porque no han tenido dentro de sus agendas de gobierno a la educación como sector prioritario.

El gobierno ha anunciado el aumento a 2 mil soles para los maestros a partir de diciembre y eso no ha hecho que se levante la movilización

Claro porque el reclamo de los maestros no tiene que ver solo con mejoras salariales, sino con otro tipo de condiciones en relación a su situación profesional. Los maestros están dentro de la llamada carrera pública magisterial. Hay toda una escala en la que están los maestros tanto de inicial primaria, secundaria.  Para poder ascender en esa escala y ganar mejor tienen que esperar las gestiones de los gobiernos, que son lentas e insuficientes.

Por otro lado, las condiciones materiales en que trabajan los maestros no son las mejores, hay escuelas que no tienen equipamiento, no se tienen materiales suficientes. La capacitación que reciben los maestros es una capacitación que la tienen que lograr ellos pagándose cursos en universidades o en institutos pedagógicos. No hay una política integral por parte del gobierno para que la educación sea de calidad.

Y, ¿cuál  es la situación de los profesores contratados?

El problema es que no hay una política de estabilidad laboral para ellos. Se creó un sistema laboral donde no existen maestros con contrato permanente. Ellos se presentan a los concursos públicos pero no tienen los mismos beneficios que los maestros en planilla. No se les reconoce vacaciones, 15 días a lo mucho; no se reconocen años de servicio ni CTS. Trabajan 5, 10 años como contratados y si se jubilan no tienen ningún respaldo. Por eso, uno de los puntos de reclamo es que se elimine este sistema de contratos o se modifique. Se pide que a los maestros contratados se les asegure.

Hay una propuesta de parte del Estado de generar asociaciones público-privadas para mejorar y administras colegios públicos que está siendo cuestionada por los docentes. ¿Puedes explicarnos ese punto?

El gobierno tiene como propuesta  abrir la posibilidad de proyectos público-privados para la “mejora de la educación”.  Eso implica que la gestión,  la construcción y administración, van a ser compartidas entre el Estado y alguna entidad o empresa del sector privado. En principio, eso va contra la Constitución porque la educación tiene que ser publica y no puede ser privada. A través de esa posibilidad de gestionar la educación lo que se está haciendo es preparar la posibilidad de privatizar la educación.  Además, no existen líneas claras que garanticen que estos proyectos no se conviertan en lucro y que no favorezcan solamente a las empresas privadas.

Ya a partir del gobierno de Fujimori, en los 90s,  se abrió la posibilidad de que cualquier empresa, cualquier grupo que quisiera abrir una universidad o un colegio lo pudiera hacer. No había criterios mínimos para garantizar una educación de calidad, entonces hoy por hoy, si miramos alrededor, vemos que hay escuelas, centros educativos, cunas, de carácter privado pero funcionando en casas, en locales que no son adecuados. Eso, también, están cuestionando los maestros, se tiene que respetar que la educación es pública y debe ser gratuita.

Está sucediendo que  finalmente la educación se está  convirtiendo en una mercancía, en un negocio que está orientado hacia los intereses lucrativos de las empresas, cuando es responsabilidad del Estado  mejorar la educación pública y asegurar la calidad, tanto  en contenido como en docentes capacitados.