El Foro Social Panamazónico abrió con un ritual y una movilización social

Con el sonido de  tambores ingresaron a la plaza de la comunidad del Wayku la delegación de la Mesa de Juventudes para el ritual de apertura al Foro Social Panamazónico. Allí se congregaron más de centenar de delegados de distintas organizaciones de los nueve países de la cuenca amazónica que respondieron al llamado del Bosque.

“Alerta que camina, el pueblo organizado por el bosque y la vida”, “El agua es un tesoro, que vale más que el oro”, “¿Quiénes somos? Juventud, ¿qué queremos? Derechos Ecológicos,  fueron algunas de las frases que corearon los jóvenes y líderes remeciendo  la ciudad de los tres pisos.

La ceremonia de agradecimiento a la tierra estuvo a cargo de Elena Pardo de la organización CEPROSI, quien llamó a los Apus tutelares para que traigan armonía y prosperidad. Le acompañaron en el ritual, representantes que llegaron para participar en el encuentro. En el momento central del ritual, en el cielo lamista apareció un ave. “Esto significa que los Apus nos bendicen”, resaltó Elena Pardo.

Por la tarde la delegación de jóvenes se trasladó a Tarapoto donde formaron parte del pasacalle que abrió oficialmente el FOSPA 2017. Participaron organizaciones sociales como las mujeres ronderas de Cajamarca, los líderes de los pueblos ashuar, ashaninka, yanesha, kukama, entre otros, así como delegaciones de Brasil, Colombia y Bolivia.

Las organizaciones juveniles encabezaron la movilización destacando en sus consignas la necesidad de proteger a la infancia y la adolescencia de la contaminación y el cambio climático.  Ya que son ellos los más afectados por problemas ambientales.

La jornada culminó en la Universidad Nacional de San Martin donde el grupo impulsor del FOSPA dio las palabras inaugurales. El día de mañana, los integrantes de la mesa de juventudes partirán hacia 4 comunidades donde conocerán de cerca la problemática por contaminación de agua que afecta la zona.