El agua escasea en el Perú a causa del cambio climático y la agroindustria

Unas 18 regiones fueron declaradas en emergencia hídrica por el  gobierno solo en el 2016, así lo aseguró el investigador y ex viceministro de Gestión  Ambiental José De Echave en la conferencia de prensa de presentación del Encuentro Nacional por el Agua “Yaku: Miremos río arriba”. En dicho espacio, a realizarse del 5 al 7 de julio, donde las organizaciones sociales y representantes del Estado conversarán sobre las problemáticas de acceso al agua y las políticas públicas más urgentes para asegurar su disponibilidad para las comunidades.

De Echave hizo mención a la contaminación de las cuencas por actividades mineras, la reducción del nivel de los acuíferos por la  agroindustria, la falta de prevención ante los impactos negativos del cambio climático, entre otros problemas. Un tema urgente es la producción de información oficial sobre estadísticas de acceso al agua. “Las investigaciones a las que suelen hacer referencia los medios contienen datos de hace 20 años”, manifestó.

En el panel también estuvo presente Reyna Quispe Cuba, lideresa de Ayacucho, quien resaltó el papel que tienen las comunidades en el cuidado de las fuentes de agua. Se mostró preocupada por los impactos del cambio climático en su región. “Actualmente ya no tenemos nevados. Ahora solo nos queda cuidar los puquiales para preservar la poca agua que nos queda”, dijo.

Gladys Arcos, regidora de la Municipalidad Distrital de Santiago, en Ica, señaló que en su región existen conflictos entre la agroindustria y los agricultores por el acceso al agua, porque es a las empresas a las que se les otorga mayores beneficios en los derechos de uso.  Mencionó también, que otro problema lo constituye el monocultivo de hortalizas como los espárragos, que consumen gran cantidad de agua en una región donde el recurso escasea.

Finalmente, Silvano Guerrero, representante de las comunidades campesinas ante la Mesa de Diálogo Birregional entre Ica y Huancavelica, expuso sobre los problemas que ocasiona el Estado al realizar obras hidráulicas en ambas regiones. Los proyectos de trasvase, que son creados para ampliar la disponibilidad de agua no han logrado asegurar el recurso a las comunidades. Aseguró que, por el contrario, han generado conflictos locales.

El encuentro por el agua se realizará en el  auditorio de la Casa de Espiritualidad Hermasie Paget, ubicada en la Av. Belén 245, San Isidro. Al evento asistirán alrededor de 200 representantes de organizaciones sociales, activistas y líderes sociales, así como representantes de la Autoridad Nacional del Agua y el Ministerio del Ambiente.